Es un acuerdo de voluntades, verbal o escrito, manifestado en común entre dos o más personas, que se obligan a una determinada finalidad o cosa y genera derechos y obligaciones relativos, es decir, sólo para las partes contratantes y sus causahabiente