Préstamos que se desembolsan expresamente con el propósito de adquirir activos fijos y ayudan al crecimiento de la capacidad productiva de una empresa.