Sistema de financiación que consiste en que una empresa o individuo transmite los créditos comerciales de clientes a una entidad de factoring, la cual asume la gestión de cobro de los mismos y, a cambio de ellos, anticipa un tanto por ciento de su importe (ya que se deducen intereses y comisiones) a la empresa o individuo que los cedió