La informalidad de una unidad económica significa que no se realizan los registros legales pertinentes, ni los aportes que las regulaciones marquen, y sus empleados carecen de la protección que el empleo formal conlleva.