Son operaciones de factoring para pequeños productores que les permite descontar el valor de las facturas de venta de productos a compradores formales permitiendo que el productor reciba liquidez inmediata.