Son las obligaciones que tiene que afrontar la empresa en un plazo menor a un año. Ej. Deudas a proveedores o financieras que vencen en el correr del año.